Quemar más calorías de las que consumes juega un papel clave en la pérdida de peso. ¿Pero es cierto todo lo que se dice al respecto?

Quemar más calorías de las que consumes juega un papel clave en la pérdida de peso. ¿Pero es cierto todo lo que se dice al respecto?

 La cantidad de sudor depende de varios factores como el peso, el sexo y el nivel de forma física, por ejemplo. No está relacionada directamente con las calorías que quemamos, aunque es cierto que puedes ver una diferencia de peso en la báscula si has perdido agua a través del sudor. No obstante, esta pérdida solo es temporal: recuperas el peso cuando vuelves a hidratarte.

En términos prácticos, sudar no adelgaza; sólo pierdes agua. La sudoración no es un proceso que gaste suficiente energía para hacer perder peso consistente o adelgazar", aclaró el doctor Kalazich.

Es por eso que los métodos artificiales que se utilizan para estimular la sudoración no resultan beneficiosos para recuperar la figura ni para el organismo.

Lo que varía entre las personas es la tasa de sudoración, que algunos estudios sitúan entre 0,9 y 1,7 litros/hora; pero que también depende de la temperatura y humedad ambiente, viento, intensidad del ejercicio, tipo de ropa y tamaño corporal.

Texto de Odoo y bloque de imagen